Algo no acaba de funcionar bien en nuestra sociedad si el cine tiene que pararse a hablar de la multitud de problemas que arrastramos. Y no me refiero a cada uno, a situaciones individuales, si no a algunos dramas sociales que nos siguen invadiendo como comunidad.

La homofobia sigue siendo uno de ellos a estas alturas de la vida. Y sigue siendo porque no es nada nuevo. Año 1993. Tom Hanks y Denzel Washington protagonizan Philadelphia. Hanks interpreta a Andrew Beckett, un hombre que contrae el sida. Es un abogado muy reconocido, y cuando se enteran en su empresa, le despiden porque atribuyen su enfermedad a la homosexualidad.

Beckett decide no quedarse quieto y actuar, ya no sólo por su caso, si no porque es consciente de que es un problema que afecta a más personas. Decide demandar a su empresa por despido improcedente y llevarles a juicio. Su abogado al principio no cree en la causa, pero a medida que avanza la trama, va cambiando su actitud al ver cómo actúan los diferentes agentes sociales.

Y aunque haya gente que todavía no lo sepa, el machismo no afecta sólo a las mujeres… sino también a los hombres. Este problema queda reflejado en la película Billy Elliot, en la que se cuenta la historia de un niño, que, por maniobra del azar, acaba asistiendo a clases de ballet.

Y es que el machismo no es únicamente pensar que las mujeres son inferiores a los hombres. En este tipo de situaciones en que se etiqueta a una persona por el trabajo o actividad que se realiza, también es machismo.

Uno de los extremos de esta lacra es la violencia machista. Lola Dueñas protagoniza Te doy mis ojos, en la que interpreta a una mujer que sufre este tipo de violencia, pero que prioriza el amor frente a su propia integridad.

Aunque las personas de su entorno se lo intentan hacer ver, y en ocasiones parece que ella reacciona, siempre acaba volviendo al lado y al sometimiento de su marido, personaje interpretado por Luis Tosar.

Pero sin duda, uno de los tipos de machismo que más prevalece en la sociedad en el momento actual y sigue muy extendido es aquel en el que se trata con inferioridad a las mujeres en el entorno laboral únicamente por su género. Diecisiete años después de la producción de Erin Brokovicheste problema sigue manteniéndose actualmente. Julia Roberts interpreta a una mujer con hijos que tiene que luchar mucho para que le valoren en su trabajo. Afortunadamente en este caso… lo consigue.

Julia Roberts se queda totalmente asombrada cuando le suelta el discurso a su jefe pensando que le va a bajar la bonificación por su trabajo ya que le dice “que ha repensado la cifra y le parece inadecuada” no es que aumente lo acordado, si no que lo cuadruplica. No obstante, el discurso está totalmente justificado porque el personaje tiene que luchar mucho a lo largo de la película para lograr hacerse con este reconocimiento al final.

2016 fue el año en el que el drama de los desahucios se coló en la gran pantalla. La semana pasada hablábamos de que Cerca de tu casa, había estado en el festival ASFF de Ámsterdam, el equipo de la película ha pasado por los micrófonos de 16 Novenos desde que se empezó a gestar como una campaña Crowdfunding. 

Hasta que se convirtió en un estreno e incluso su protagonista se llevó el Goya 2017.

También merece mención Techo y Comida, con Natalia de Molina al frente del elenco.

Rocío es una mujer que vive sola con su hijo. Su situación económica va de mal en peor, y aparenta vivir una vida normal para que no le quiten la custodia de su niño. El problema viene, cuando el casero se pone nervioso porque lleva un tiempo sin pagarle e interpone una denuncia.

Tampoco podíamos olvidar en este repaso el racismo. Es un tema que ha sido retratado en multitud de películas. Esclavos, apartheid, nazismo y neonazismo… pero en este caso me he decantado por la película Gran Torino. Clint Eastwood rechaza ampliamente que un grupo de asiáticos se mude a su vecindario. Pero al final, descubre que hay un vínculo más fuerte con sus nuevos vecinos del que él pensaba: la lucha contra la injusticia.

Ante una oleada de ataques violentos en la zona, el ambiente está muy agitado. Eastwood rescata a una de sus vecinas “amarillas”, como decía para referirse a ellas al principio, lo que hace que la familia de la joven le muestre su agradecimiento y se acaba creando un vínculo muy fuerte entre ambos.


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM.