Netflix plantea una tarifa plana para las salas de cine. A través de la MoviePass, el usuario pagaría una cuota de unos 10 euros y podría acudir al cine de manera ilimitada.

Al final, después de tantos años desde que los hermanos Lumiére nos enseñaran que se podía ver una película en pantalla grande, ha tenido que venir Netflix para enseñarnos la fórmula para salvar el cine. Sí, aquellos que revolucionaron el mundo de lo audiovisual desde que aterrizaron en nuestro país, que han levantado ampollas en los festivales más aclamados y también esos que supuestamente iban a acabar con el cine como lo conocemos pero que al final lo que han conseguido es que la gente no piratee y pague una cuota para ver un contenido que a otros les ha costado mucho dinero hacer.

Y es que señores, no nos engañemos, el cine no lo está destruyendo ni Netflix, ni HBO, el cine lo está destruyendo una industria clasista y un pelín corrupta. Pero ha tenido que venir Mitch Lowe, uno de los fundadores de Netflix, para darnos la fórmula que podría salvar el cine en España de cara al 2019.

El experto lleva mucho tiempo trabajando en Estados Unidos en la MoviePass, una tarifa plana para ver todas las películas que el espectador quiera por una suscripción mensual de unos 10 euros. Es decir, estaríamos hablando de pagar una suscripción por la cual el espectador tiene derecho a ir al cine 1 vez al día a ver la película que quiera. El objetivo de esto es recoger a todo ese público menor de 34 años que está dejando de ir al cine de continuo y recobrar ese hábito sin que el espectador piense que es un robo. Algo parecido a lo que han conseguido ya aquí con el pago por la suscripción. Que sí, que ya se que me diréis que mucha gente paga entre 3 o 4 personas y se pasan la clave pero es que es España, tampoco se pueden hacer milagros…

Y este método nace en Estados Unidos porque precisamente allí el ir al cine si que es un artículo de lujo, las entradas están por las nubes y esta plataforma ofrece un número ilimitado de cine por 10 euros. Pero claro, os estaréis preguntando ¿Quién paga el precio de la entrada entonces? Son ellos los que se encargan de pagar el precio completo de cada entrada a la sala de cine cuando uno de sus usuarios acude a ver una película y el modelo se sostendría porque no todos los usuarios ven diariamente una película, todas las suscripciones terminan subvencionado los costes de pagar las entradas a precio completo a cada cine.

¿Y qué gana Netflix con esto? Datos. Que es en lo que se basa su modelo de negocio . Porque gracias a registrar todos los pases en los cines, la empresa se hace una idea de los hábitos de consumo de sus propios clientes.

Y con esto os explico la parte  turbia de todo esto. MoviePass ha llegado a obtener financiación por parte de la empresa Helios and Matheson Analytics con la condición de darle los datos de consumo de sus usuarios. Es decir, MoviePass estará así vendiendo la actividad de sus suscriptores para la implementación de anuncios, no sólo en los cines, sino también vía web, ya que la suscripción se basa en una aplicación para iOS y Android desde donde se monitoriza parte de la actividad y hábitos del usuario.

Estaríamos hablando entonces de que comenzarían a comerciar con nuestros datos a cambio de ofrecernos cine a precio más que económico. Que, si lo pensamos bien, ¿no vendemos ya nuestros datos en nuestro día a día sin obtener nada a cambio? Al menos en este modelo el espectador se lleva también un beneficio…

Eso sí, ahora está por ver el pedazo de pastel que se tienen que repartir entre productores, salas, Netflix y demás….que seguro que no será fácil de acordar.


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM.