Esta vez me habéis puesto en un aprieto, porque las películas navideñas más raras que conocía son Gremlins y Pesadilla antes de Navidad. Investigando un poco, recuerdo dos estrenos del año pasado. Uno de ellos es A Christmas Horror Story, un entramado de cuatro historias de terror en la víspera de Navidad. De hecho, la relación entre las festividades más felices por excelencia y el género del terror ha sido ampliamente abordada en el cine. En la reciente Krampus, por ejemplo, una fuerza demoníaca se desataba contra todos aquellos que no creían en la Navidad.

En los países occidentales, Papá Noel o Santa Claus es una figura entrañable y querida, pero en su lugar de origen, los países nórdicos, representa una especie de Hombre del Saco. En el fondo, Santa Claus implica la misma doble personalidad que el Dios de las religiones monoteístas: por un lado, es bondadoso, misericordioso y recompensa a los buenos; por el otro, es vengativo y castiga a los malos. No es de extrañar, por tanto, que en películas como Rare exports o Sint el bonachón san Nicolás se liara a matar a todo el mundo, especialmente a los niños, para escándalo del público más puritano.

En otros casos, la temática navideña se mezcla con el slasher para dar lugar a títulos como Navidad sangrienta o Jack Frost. Os pongo en situación con respecto a esta última: en su primera parte, un asesino en serie muere y se reencarna, al estilo Chucky, en un muñeco de nieve para continuar sus perrerías homicidas. Tres años después se estrenó en vídeo la secuela, con el subtítulo “La venganza del muñeco de nieve mutante asesino”; en esta segunda parte, los traumatizados supervivientes de la primera huyen del frío y deciden pasar la Navidad en el Caribe, pero su helada némesis vuelve y con una nueva habilidad, ya que el calor tropical no consigue derretirla.

Para terminar, mencionaré tres joyitas del siglo pasado. La primera es ¡Menudo Santa Claus! o, como se la conoce en inglés, Santa con músculos. Y no es para menos: en esta loca versión, el luchador profesional Hulk Hogan, que seguramente conoceréis del smackdown y algunos cameos, encarna a un magnate amnésico que se cree un Santa Claus justiciero.

Si retrocedemos hasta mediados de los 60, nos encontramos con Santa Claus conquista a los marcianos, una película con posible remake pese —o quizá precisamente debido— a estar considerada como la peor cinta navideña de todos los tiempos. En ella, los marcianos —señores con nombres raros en traje de neopreno— visitan la Tierra para secuestrar a Santa Claus, pero no cuentan con que, ayudado por dos niños, el santo encabezará una revolución que les traerá amor y alegría.

 Termino con Santa Claus. Estrenada en 1959, nuestro personaje debe abandonar su palacio celestial para luchar contra el Diablo (¿os acordáis de mi analogía de antes?). Para evitar que Satán, cual Grinch, destruya la Navidad, Santa Claus se aliará con… el mago Merlín. En fin…


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM.