¿Qué se esconde detrás de películas como La bella y la bestia, cuál es la base fundamental de su historia? La magia. Ese espejismo inmaterial que cautiva a todos y cada uno de nosotros. Se puede presentar de muchas formas, a partir de la ficción, con ilusionismo, mentalismo, escapismo, magia de cerca… Espectáculos de estos los encontramos en los puestos más altos de Atrápalo todos los fines de semana, pero destacamos uno en especial que no podéis dejar pasar en Madrid. La exposición sobre Houdini que tenemos hasta mayo en Fundación Telefónica.

La historia de la magia moderna, desde su origen en las ferias hasta el espectáculo de masas en el que se ha convertido. Todo ello contado a partir de la extravagante biografía del mago Houdini. Además, también podemos disfrutar de talleres muy interesantes como el que se celebra el próximo 6 de abril sobre mujeres magas de la historia.

Pero qué es el cine sino una ilusión, el cine emana magia por todos sus poros. Desde brujos como Méliès, el séptimo arte ha ido evolucionando hasta algo que consideramos como normal en nuestras vidas, pero no deja de ser un truco para hacernos la vida más placentera, para hacernos sentir, para identificarnos.

¿Y qué tiene que ver esto que os estoy contando con la sección de trotamundos? ¿por qué no hacer un trotamundos sobre los grandes magos del cine? Con esto de “los grandes magos del cine” no me refiero a los creadores de este arte que es el cine no, me refiero a películas que han retratado a magos de verdad, de los de carne y hueso. Aquellos que podían hacerte flipar en colores con su propio talento, sin nuevas tecnologías ni After Effects a punta pala.

Quizás se me cuele alguno ficticio pero porque no puedo evitar mencionarlos, como me pasa con El Ilusionista, sé que el personaje de Edward Norton no se identifica con ningún mago que haya existido pero, ¿sabéis qué? Muchos de los trucos de magia que le vemos hacer a Edward Norton en la película fueron realizados realmente por él, después de haber sido entrenado en el arte de la prestidigitación por los magos James Freedman y Ricky Jay. Así que podemos decir que además de guapo e interesante, Edward Norton es mago.

“Puedo desbloquear una esposa común simplemente golpeándola contra el suelo”, decía Harry Houdini, húngaro de nacimiento y estadounidense de acogida. El gran mago del siglo XX vio que a través del cine podía estar presente en muchos sitios a la vez y sin hacer giras. Pero no convenció a la gente, porque había muchos cortes de cámara y los trucos no parecían fiables. Como además de actor era productor, tuvo grandes pérdidas financieras, pero es curioso de ver ahora en la actualidad. Las películas las podéis encontrar en Youtube.

Posteriormente, la figura de Houdini ha sido llevada al cine varias veces. La primera fue en 1953, con Tony Curtis y Janet Leigh en la interpretación y George Marshall en la dirección. Después del telefilm que se hizo en el 76, en 1987 Disney supo aprovechar el tirón y estrenó El joven Harry Houdini, una versión ñoña del mago a los doce años, cuando escapa de casa y comienza su aprendizaje en el teletransporte al entrar en contacto con un jefe indio muy místico.

Nos vamos a 2007. Después de haber hecho algún cameo en películas como Cremaster o Kamchatka, se estrenó El último gran mago, dirigida por Gilian Amstrong y que narra la llegada de Houdini a Edimburgo para contactar con su madre recién fallecida, ofreciendo una recompensa por estos servicios. Catherine Zeta-Jones y Guy Pearce completan el reparto principal. Él el maestro del escapismo y ella una pitonisa de tres al cuarto. Esta historia no es muy fiel a su vida pero si que refleja bien cómo perseguía sin descanso a las personas que decían tener la habilidad de comunicarse con los muertos, yendo a sus actuaciones de incógnito para revelar sus trucos.

Otras dos películas sobre el mago hay que resaltar, la de 2013, El gran truco de Houdini, que refleja su amistad con el famoso escritor Conan Doyle, y la miniserie de 2014, producida por Discovery Channel en la que, atención, Adrien Brody interpreta al mago. Esta última podría decirse que es la más completa, donde refleja su vida personal y profesional, junto a los espectáculos más significativos de su carrera. Existen rumores que dicen que se está preparando otro biopic sobre el ilusionista en cuestión, se habló de Johnny Deep para interpretarlo pero por su papel en la nueva de Piratas del Caribe quedó descartado. Una pena.

Eso de que a Houdini le encantaba desenmascarar a sus rivales es un hecho, pero hay uno que le daba cierto respeto. Cuando fue a actuar ante la zarina de Rusia, esta, encantada con la representación, le ofreció un puesto fijo en la corte de San Petersburgo. Tras rechazar la oferta, la zarina encontró a Rasputín, cuya influencia fue tanta que volvieron a llamar a Houdini para que fuera a desenmascarar al brujo. Como persona sabia que era, volvió a rechazar la oferta. Y es que este contemporáneo de Houdini no se merecía ni ser desenmascarado. Un hechicero medio religioso medio sectáreo, juerguista y borracho que llevó a la monarquía rusa al declive, y no precisamente por ser un revolucionario como muchos dicen.

Películas que se han hecho sobre él hay unas cuantas pero la que os voy a mencionar tiene truco, Nicolás y Alejandra de 1971, ¿por qué esta y no otras? Porque sale muy abuela señores y señoras, por eso no puedo ser objetiva en cuanto a Rasputin.

A lo largo de la historia además de Houdini, ha habido muchos más ilusionistas, mentalistas, escapistas muy famosos, que han copado salas de teatros durante años. Nos suenan nombres como Criss Angel y sus técnicas de levitación, Juan Tamariz y la cartomagia, Dai Vernon, gran referente de la magia de cerca, el mentalista Derren Brown, las máscaras de Jeff Mc’Bride, o las grandes ilusiones de Howard Thurston.

Pero si tuviera que quedarme con uno sería el maestro David Copperfield, del que tenemos un documental magnífico de 1994 enterito en Youtube llamado David Copperfield: Illusion.

Para terminar, dos películas que no son sobre magos de verdad pero que merece muy mucho la pena verlas. Una está dirigida por el tan adorado Christopher Nolan y protagonizada por Christian Bale y Hugh Jackman. Es estrenó en 2006 y tiene 2 Oscars a mejor fotografía y dirección artística. Os hablo como no de El truco final. Trata sobre dos magos que pretenden conseguir la mayor ilusión de todos los tiempos, con resultados un poco escabrosos. La otra recomendación El ilusionista, no la que he mencionado al principio, una adorable película animada muda que trata la historia de un mago sin trabajo que entabla una relación de amistad con una joven a la que acaba considerando una hija. De llorar un rato largo.


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM.