La educación o la falta de ella, como eje principal del programa, en el caso del Género Bizarro, un repaso por los grandes insultos en el cine. 

Aprovechando que el tema del 19 de Febrero es la educación,  andaba yo pensando cómo encontrarle al tema esos recovecos que a mí tanto me gustan, esa parte verdaderamente bizarra del cine. 7

Al pensar en educación, lo primero que me vino a la cabeza fue la película La mala educación, de Almodóvar. Y es precisamente esto el reverso de la educación: la falta de ella, ya sea por una instrucción insuficiente, ya por carencia de modales.

Evidentemente, la Historia del cine es prolífica en insultos, exabruptos y términos malsonantes —basta ver cualquier película de Tarantino para comprobarlo—, por lo que me he dado un paseo por el universo sonoro del improperio cinematográfico para hallar las joyas más brillantes y los bocados más sabrosos.

Pero antes, si alguno de nuestros lectores nos está leyendo con niños delante, quizá quiera ponerse los cascos. O no, y a lo mejor esos niños incluso aprenden algún insulto nuevo. Repasamos algunos.

Estoy seguro de que todos recordabais el momento de la película Shrek, cuando el protagonista le explica a Asno que los ogros tienen capas como las cebollas.

Pero no solo los asnos merecen estas diatribas. La Historia del cine nos ha aportado grandes ejemplos de discursos machistas, como los dos cortes que vienen a continuación.

Como seguramente habréis adivinado por la característica voz de Cartman, la canción pertenece a la película de South Park, un dechado de vulgaridades que consumíamos de niños a pesar de ir dirigidas a un público adulto.

Otro ejemplo sería el dios Hefesto imprecando a su novia Afrodita, pertenece a Las aventuras del barón Munchausen, una divertida película —esta sí— para toda la familia.

Por supuesto, también los hombres han merecido dedicatorias de calibre semejante. Nuevamente, más ejemplos:

En esta ocasión, quizá se os hayan resistido más, pero se trata de dos clásicos. En el primer corte, Cher se dirige tan cariñosamente a Jack Nicholson en Las brujas de Eastwick. Otro ejemplo de esto lo encontramos en una divertida película de Jamie Lee Curtis: Un pez llamado Wanda.

Como veis, a la hora de insultar a las mujeres se acude siempre a los mismos lugares, mientras que en los últimos podemos apreciar el genio de la lengua para insultar al prójimo. No podía por ello pasar sin algunos ejemplos de insultos originales, como los de la película Los caballeros de la mesa cuadrada, de los Monty Python, incluso en la versión de Alicia de Tim Burton, en la que el Sombrerero increpa en esta escena al Gato de Cheshire.

Tengo muchísimos más ejemplos, pero forzosamente he tenido que hacer una selección. Os dejo, eso sí, con la que probablemente sea la retahíla de insultos más larga y acre en toda la Historia del cine. Disfrutad de esta cascada de bilis en vuestros oídos.


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM