La película de la que les hablamos a continuación tiene como telón de fondo una dictadura militar, pero en este caso no se trata de nuestro país sino de Uruguay durante el golpe de estado de 1973 , que marcó unos años llenos de tortura. Las protagonistas de la rebelión, las que alzaron su voz en contra del maltrato y la violencia fueron un grupo de mujeres que quedan retratadas por el elenco de Migas de Pan. Su directora, la uruguaya Manane Rodríguez, sabe muy bien lo que es llegar a España tras una guerra.

La protagonista de la historia es Liliana Pereira. Su personaje es una recopilación de todos los testimonios de las presas políticas que vivieron aquello y que ha ido recopilando la directora para hacer la película. Detalles como los escenarios, la composición de las celdas y un rodaje claustrofóbico ayudan a recrear el horror que vivieron aquellas mujeres “valientes que supieron mantener la moral alta”.

Manane Rodríguez siempre quiso que “el horror estuviera más en la mirada de los protagonistas que en lo que ven los espectadores”. Es por esto que en la película se suprimen detalles desagradables. Todo ello porque, según ella, “era una manera más honrada de contar la historia”.

¿Qué le diría una exiliada de guerra a todos esos que no entienden el sufrimiento de tener refugiarte en un país vecino? Manane no se lo piensa: “Hay que aprender a conocer al otro”. Comparte con nosotros su experiencia de vivir en un barrio de inmigrantes de Madrid en el que se conoce todo el mundo.

Si quieres saber más sobre el cine en Uruguay, no te pierdas nuestro Trotamundos sobre cine uruguayo. 


Para escuchar el programa en directo, puedes hacerlo todos los Lunes de 18 a 19h a través de Tunein o si estás en Madrid sintonizando la frecuencia 107.5 FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.