Ya hemos hablado aquí en alguna otra ocasión del menosprecio que han tenido que vivir las mujeres por el simple hecho de desempeñar un empleo dirigido a los hombres. El “encima es guapa” de las mujeres periodistas en el cine. Pero en la propia industria del cine uno de los campos en el que la mujer pasa desapercibida es el del montaje. Ya hemos hablado de mujeres montadoras en el programa pero ¿sabíais que muchas de ellas hicieron del cine de acción un éxito? Sí, un género muy de hombres…ironías de la vida.

Empezamos con un dato revelador, desde que existen los gamosos premios Oscar, 14 son las películas editadas por mujeres que se han llevado premio. Por ejemplo: Mad Max: Furia en la carretera (George con montaje de Margaret Sixel; Infiltrados, Toro Salvaje  y El Aviador, montadas por Thelma Schoonmaker; El último emperador a los mandos de Gabriella Cristiani; Platoon editada por Claire Simpson; Elegidos para la gloria de Glenn Farr, Lisa Fruchtman, Stephen A. Rotter, Douglas Stewart y Tom Rolf; Star Wars: Episodio IV – Una nueva esperanza montada conjuntamente por Paul Hirsch, Marcia Lucas y Richard Chew; Tiburón por Verna Fields;  Lawrence de Arabia con una edición de  Anne V. Coates; Gigi de Adrienne Fazan; Wilson de la montadora Barbara McLean; y Policía montada del Canadá cuyo montaje firma Anne Bauchens. Como veis una amplia lista en la que no repara mucha gente.

Y con este amplio elenco de talentosas montadoras ¿quiénes son las que han abierto la puerta?

Sin duda una de las leyendas es Dede Allen, que falleció el pasado 2010 y que se ha encargado de montajes El buscavidas ,América, América o la mítica Bonnie & Clyde. Esta última forma parte del cambio de paradigma y el cambio del ritmo y la violencia en el cine de Hollywood al introducir el uso de los saltos de eje en el montaje de una escena.

Otra leyenda es la montadora de George Lucas, Verna Fields, que se encargó de dar forma a Tiburón, de Spielberg y por la que ganó el Oscar antes de retirarse de la profesión.

Lisa Fruchtman fue una de las editoras de Apocalypse Now durante 2 años, que fue lo que duró el proceso arduo de montaje.  Aunque estuvo nominada por la academia de Hollywood, no se llevó el Oscar.

La labor de Marcia Griffin en Star Wars Episodio IV: Una nueva esperanza es una de las labores más reseñables en el ámbito del montaje puesto que mandó reordenar los planos de la secuencia final para  crear más tensión y dar más importancia al vínculo entre Han Solo y Luke. Un gesto, por el que se llevó estatuilla.

Todo el que haya visto Memento, de Nolan, estará de acuerdo en la fuerza que tiene el montaje, pieza fundamental para hacer la película el éxito que ha cosechado.  ¿Y si os preguntamos por el montador de la película? Muy poca gente sabrá que en realidad hablamos de LA montadora: Dody Dorn.  También se puso a los mandos de Insomnia (2002)El reino de los cielos (2005), Sin tregua (2012), Sabotage (2014) y Fury (2014). 

La muerte de Sally Menke en 2010 dejó un vacío existencial en las películas de Quentin Tarantino.  Comenzó en Reservoir Dogs y a partir de ahí no se separaron.

Y por último, otra pareja destacable en el ámbito del montaje son Mary Jo Markey y Maryann Brandon. Juntas han editado varias de las producciones de J.J. Abrams , Misión: Imposible III, Star Trek , Star Trek: En la oscuridad, Super 8  y Star Wars: El despertar de la Fuerza.